Monopolos Imprimir
El monopolo magnético fue introducido originalmente como una modificación sugerente y atractiva de las ecuaciones de Maxwell para el electromagnetismo, con el fin de lograr una total simetría entre las fuerzas eléctricas y magnéticas. Al comienzo de los años setenta se encontró que los monopolos magnéticos también están presentes en las teorías de interacciones nucleares, subnucleares y en las Teorías de Gran Unificación. De esa forma, el monopolo magnético no es ya mas una opción sino que una consecuencia de la teoría microscópica. Además, la presencia de un único monopolo magnético en el universo implicaría que todas las cargas eléctricas son múltiplos enteros de un quantum de carga universal, la del electrón, proporcionando así una razón de ser para una de la características más notables de nuestro universo, la cuantización de la carga eléctrica. Sin embargo, el problema es que los monopolos magnéticos no han sido observados experimentalmente. En este sentido la historia no es muy diferente a la del agujero negro, el cual que emergió en sus comienzos como una solución exótica de la ecuaciones de Einstein, permaneció sin ser observado durante décadas, posteriormente fue observado, y ahora tenemos razón para creer que existen agujeros negros enormes en el centro de la mayoría de las galaxias; y que más aun, ellos serían responsables de la existencia misma de la galaxia. No parecería totalmente fuera de lugar pensar que un historia semejante, y con un final feliz, le espera al monopolo magnético, y que además pudiera estar relacionada a la del agujero negro. Con estas semejanzas en mente hemos estudiado la interacción entere un monopolo magnético y un agujero negro para examinar que efectos podrían emerger si los monopolos magnéticos perdidos estuviesen escondidos dentro de agujeros negros. Hasta ahora, hemos encontrado una consecuencia interesante, esta es que los monopolos pondrían a los agujeros negros a rotar al caer dentro de ello.