Home Física Biología Glaciología
TEMAS | GLACIOLOGÍA Colapso de plataformas de hielo flotante en Antártica
Glaciares Chilenos
Estudio del Glaciar Fleming
Exploración de glaciares
Expediciones a la Antártica
Reciente exploración de glaciares
Glaciares chilenos como indicadores
Retroceso Glaciar
Colapso de plataformas
Desapareción de Lagos
Ruptura del Glaciar
Exploración de lagos
De la visión decimonánica de glaciares
Interacciones
Glacio-volcánicas

Una de las regiones del mundo más afectadas por el calentamiento climático es la Península Antártica, donde el aumento de las temperaturas atmosféricas es muy superior al promedio global, por lo cual se le denomina en la actualidad como uno de los “hotspots” del planeta.

Hoy no cabe duda que estas tendencias son las que explican el colapso de varias plataformas de hielo flotante allí existentes: Wordie, alrededor de 1989; Larsen A, en 1995; y Larsen B, en el año 2002; sumándose este año el desprendimiento de Wilkins, una de las más australes plataformas de la Península Antártica (noticia de ESA, 10 de Julio 2008).

Figura1

En el caso de Larsen B, en el mes de enero se detectó la ocurrencia de este espectacular suceso el que finalmente terminó con la desintegración casi total de la plataforma, uno de los mayores eventos de este tipo en los últimos 30 años. Gracias al análisis de imágenes satelitales, se pudo comprobar la desintegración de un área de 3.250 Km2 (similar a la provincia de Concepción, Chile) en un periodo de escasos 35 días. Este colapso se atribuye a un incremento regional de las temperaturas atmosféricas, del orden de 0.5º C por década.

figura2

Entre el 28 de Febrero y el 9 de Marzo del 2008, una porción de 570 km2 de la Plataforma de hielo flotante de Wilkins colapsó y se transformó en miles de pequeños bloques de hielo, indicando una vez más, los efectos del calentamiento atmosférico que se están observando en la Península Antártica. Esta plataforma venía reduciéndose en área desde principios de la década de los 90, sin embargo, en un evento de pocas horas entre el 28 y 29 de febrero del 2008, sufrió el colapso de la mayor parte del puente de hielo que la mantenía unida a la Isla Charcot (Figuras 3, 4 y 5).

figura3

Figura4

figura5

De continuar esta tendencia, los más de 13,000 km2 de hielo que componen la totalidad de Wilkins podrían desprenderse (Figura 3). Este colapso no incide directamente en el nivel medio del mar, porque al tratarse de una plataforma flotante, su volumen está integrado al océano global. No obstante lo anterior, se ha constatado que una vez que se produce el colapso de este tipo de plataformas, los glaciares que la alimentaban experimentan un fuerte aceleramiento en su flujo y un adelgazamiento del espesor de hielo, lo que sí tiene un impacto en el nivel del mar global.


Lo anterior se ha comprobado en zonas geográficas muy disímiles; especialmente en el norte de la Península Antártica pero también en un casquete de hielo lejano como Groenlandia, donde en ausencia de sus plataformas flotantes los glaciares han respondido inequívocamente con una relevante aceleración.


Se teme que este comportamiento se está expandiendo hacia el sur del territorio peninsular. Por ejemplo en el extremo austral de Larsen C ya hay indicios de un posible colapso, y dadas las características del sustrato rocoso en esa localidad, aquello podría derivar potencialmente, en la formación de archipiélagos y canales donde originalmente interactuaban plataformas de hielo y glaciares. Hacia el sur-oeste de Larsen C, se ha determinado que en forma posterior al colapso de la plataforma Wordie, los glaciares que drenaban hacia ella mostraron una fuerte aceleración y adelgazamiento.


2021 Centro de Estudios Científicos | Arturo Prat 514, Valdivia, Chile | Tel (56) 63-2-234500 | info@cecs.cl